Mi Secretaria Online

Soluciones fáciles para Situaciones difíciles con los clientes

Como autónomos, emprendedores o empresarios, nuestra tarea obligada es estar en contacto continuamente con clientes y alguna vez (y si me apuras, más de una)  nos hemos tenido  que enfrentar a situaciones difíciles. La experiencia nos proporciona la sabiduría para poder afrontar dicho problemas con más solvencia y anteponerse a la situación nos deja reaccionar con mayor seguridad.

Sería casi imposible enumerar todas las situaciones en las que nos hemos visto involucrados con nuestros clientes, pero aquí van algunas de ellas con sus posibles soluciones.

 

  • Tras un par de conversaciones con un potencial cliente, llegamos a un acuerdo, le presentamos el contrato y no le gusta. ¿Qué hacemos?

Todo depende de lo que no le guste. Si son pequeños puntos y cambios coherentes, siempre se puede llegar a un acuerdo. Si el cliente demuestra ser bastante “quisquilloso” es mejor hacernos a la idea de cómo va a ser todo el proyecto. De cada uno de nosotros depende el aceptarlo o no.

  • Ahora que ya tenemos el contrato firmado con el cliente, le enviamos el proyecto que con tanta ilusión y trabajo hemos confeccionado. A los dos días lo recibimos de vuelta con una nota en la que nos dicen que nos le ha gustado nada y que tienen una larga lista de cambios.

La mejor opción, en este caso, sería explicarle al cliente el porqué de cada punto del proyecto y hacerle ver su idea pero con nuestra perspectiva. Seguramente habrá cambios, pero no tantos.

  •  ¿Y si nos hemos comprometido a realizar algún trabajo que, al final, no podemos realizar?

En principio, podemos investigar si otras empresas que conocemos pueden realizarnos el trabajo. Si es así estupendo, si no encontramos la solución, nada mejor que ser sinceros con nuestro cliente, admitir nuestro error y explicarle la situación. Quizá entre los dos se pueda solucionar.

  • También nos puede ocurrir que uno de nuestros clientes habituales nos solicite que le realicemos un pequeño proyecto o trabajo justo en el momento en el que no podemos hacerlo.  ¿Cómo podemos solucionarlo?

Si puede esperar, lo mejor será explicarle al cliente nuestra actual carga de trabajo y derivarlo para más adelante. En el caso contrario, quiérase decir, el proyecto es urgente, siempre podemos subcontratar a una empresa de confianza para que nos lo realice.

 

En casi todas o todas las situaciones que hemos enumerado, podríamos decir que hay un punto siempre común para solucionarlas, ¡Se sincero! La honestidad suele acarrear buenos resultados. 

Sin comentarios »

Nadie ha comentado todavía.

RSS feed de los comentarios de este post. TrackBack URL

Dejar un comentario