Mi Secretaria Online

Llamadas comerciales

Llamadas comerciales

 

Para realizar este tipo de llamadas, lo primero que debemos saber hacer, es elegir el momento adecuado.
Debemos procurar que nuestro estado de ánimo sea positivo, para que el cliente se muestre más receptivo.

Una vez decidido cual es el mejor momento, tenemos que conseguir la atención del cliente, por ello, no es conveniente que nada más que nos contesten le soltemos casi sin respirar el motivo de nuestra llamada.

- Tendremos que hacer una presentación: Indicar el nombre de la empresa de dónde llamamos y nuestro nombre.

- Deberemos realizar una breve explicación del motivo de la llamada.

- Averiguaremos el nombre de la persona con la que debemos tratar. Si no se puede poner en ese momento, preguntaremos a nuestro interlocutor a qué hora podemos localizarle.

Quizá después de esto, nos encontremos con respuestas como: “no estamos interesados, estamos recortando gastos, ya tenemos este servicio cubierto, etc.” pero no debemos desistir.

Tenemos que hacer consciente al cliente que nuestra única intención es concertar una cita para poder saludarles, saber qué tal les va todo, saber cuales son sus necesidades.

Casi sin darles opción a que nos den un no por repuesta, les preguntaremos que día sería el mejor para poder pasar por sus instalaciones: “¿qué día de esta semana les viene mejor que pase mi compañero?”.

Finalmente, podemos lograr nuestro objetivo y concertar la cita, o puede ser que aunque hayamos puesto nuestra mejor intención, el cliente no quiera o no pueda recibirnos, pero en ambos casos, nos despediremos muy amablemente y siempre agradeciendo su atención.

¿Tienes una actitud positiva?

Actitud positiva

 

Cuando todo va bien, tener una actitud positiva es tarea fácil, pero ¿qué ocurre cuando las cosas no son como tú quisieras?

Nuestra actitud entonces es pésima, llegamos a pensar incluso que nuestros problemas son los peores y que no tienen solución posible.

Debemos deshacernos de esa actitud, ya que cuando empecemos a ser positivos, inspiraremos confianza no sólo a nosotros mismos, si no a todos los que nos rodean. Y con ello, seguir hacía delante nos será más fácil.

¿Cómo logramos una actitud positiva?

- Lo primero y más importante, es creer y confiar en uno mismo.

- De cualquier problema que nos surja, podremos sacar siempre algo positivo, el aprendizaje.

- No mires hacía atrás. Lo que pasó ya no lo podemos modificar. El futuro esta delante nuestro.

- Busca oportunidades y cuando las tengas delante, no las dejes escapar.

- Intenta llevar tus pensamientos siempre al lado positivo, deja de lado las críticas y prejuicios hacía los demás.

- Aprende a recibir las críticas constructivas, esas que nos ayudarán a mejorar.

- Intenta rodearte siempre de gente positiva, es como la risa, contagiosa.

Párate a pensar en tus reacciones ante las distintas situaciones que se nos presentan. Busca todos los momentos en que tus reacciones son negativas e intenta que en futuras ocasiones se conviertan en positivas.

Yo elijo tener una actitud positiva, ¿y tú?